Si tienes un bar, un local donde encontrar buen ambiente, tapas, estar un rato agusto y quieres que aparezca en la red... tener un espacio donde publicitar tus tapas y tener más de "500 visitas diarias" solo tienes que avisarnos para así poder salir en TapeoPorGranada .


viernes, abril 24, 2015

Queridos amigos. 

Recordar que para un mejor uso del mapa final, es conveniente ampliar y buscar el sitio deseado.


Tapeando en la terraza del bar Tentación



Época de terrazas y he de reconocer que esta crónica, aunque breve, ha podido salir por los pelos, pues mi Macbook Pro se ha puesto tonto en el momento más inoportuno (se busca técnico que pueda echar un cable).



Bromas aparte, el buen tiempo que nos acompaña estos días hizo que en un hueco que hemos podido sacar probásemos un bar que no lleva mucho tiempo abierto y que está al lado de cada.

Se llama Tentación y está ubicado en el Paseo del Salón, en el mismo local que antes ocupaba La Juliana, una de mis terrazas favoritas antes que cerrase.

El caso es que con la noche ya acechando, nos sentamos, pues además no es una zona que ofrezca tantas alternativas cerca como otras. Destacar Slow Life, Kiosko Las Titas, el Albergue, el Bar Colón o el Varagua.




Nos sentamos en la única mesa libre que quedaba y nos disponíamos a pedir cuando vimos un papel en la mesa en el que se indicaba una promoción.

Tercio de Alhambra 1925 o Heineken con su tapa, por 1,90 euros y si era Alhambra Especial o Cruzcampo por 1,70, igualmente con su tapa.

Como hambre no había mucha, pero si sed, nos pedimos dos "milno" y al mismo tiempo esperamos la tapa que no tardó en llegar.



No son a elegir, y además cada mesa presentaba una tapa distinta, algo que nos desconcertó. Desde huevos rotos, una rebanada de pan con morcilla acompaña de salmorejo... pero ¿cual sería la nuestra?



No tardamos en salir de dudas, pues para la primera ronda nos sirvieron dos rebanadas de pan con sobrasada, coronadas por una rodaja de pepino y acompañadas de una croqueta.



No es una tapa abundante, eso salta a la vista, pero como tampoco era lo que buscábamos, en un principio nos daba igual. Queríamos terraza y tranquilidad, y además el escaso tráfico colaboró a conseguirlo.



Mientras disfrutamos de la cerveza, comentar que el interior del local, muy visible desde el exterior, no ha cambiado, y presenta una forma alargada con una gran barra  a la derecha y unas mesas en el frontal, donde tapear o probar algún plato.

En el exterior, pero sin salir a la terraza, una zona cubierta pero despejada para fumadores y para tomar algo en días de lluvia o frío, todo bajo una decoración moderna.

En esas, habíamos terminado estas dos primeras 1925 y volvimos a repetir ronda, con otros dos tercios y esperando la tapa que nos tocaría esta vez.



Ya con más mesas libres tardaron menos en atendernos y como tapa nos sirvieron dos tostas de pan con jamón y queso, acompañadas de nuevo por dos croquetas (y eso que habíamos almorzado croquetas).







El caso es que no estaba mal, pero habría quedado mejor si hubiese cambiado el estilo, pues de nuevo dos rebanadas de pan, con algo, y acompañadas por croquetas era algo demasiado repetitivo.

Poco más que decir, y a la hora de pagar un total de 7,80 euros por los 4 tercios de Alhambra 1925 servidos en terraza.

Y es que si buscas terraza, tranquilidad y una buena cerveza a buen precio... este puede ser tu sitio. Eso sí, si llegar con hambre, no esperes saciarla.



No olvidéis que si queréis estar a la última con opiniones de todos los amigos, recomendaciones, fotos, etc, podéis visitar el grupo en Facebook, así como seguidos en TwitterGoogle + y Pinterest o descargar la aplicación oficial para vuestro teléfono Android.

Para finalizar, un momento toma falsa de la crónica... 

viernes, abril 17, 2015

Tapeando en el centro con inmejorable atención, así es la taberna El Retiro


Ya es viernes y aquí estamos de nuevo, en la zona más céntrica de la ciudad para probar las tapas de un bar que fue hace bien poco protagonista en el grupo de Facebook.


Se trata de la Taberna El Retiro y si quieres saber cuales fueron nuestras impresiones solo debes seguir leyendo.


Ir de tapeo entre semana es con diferencia una experiencia muy agradable, entre otras cosas porque hay menos gente, se evitan agobios y la atención es mucho mejor, además en este caso la atención es algo muy a destacar.


Empezamos con la localización y es que como decimos, se encuentra en el centro de la ciudad y enumerar las alternativas que están cerca sería casi imposible por la cantidad.

Para poder tomar esta tapa hemos de llegar al Ayuntamiento, en la Plaza del Carmen, y a espaldas buscar la calle Piedra Santa, donde aparte del Retiro esta también La Corrala del CarbónLa Taberna de GamboaCisco y TierraSanto y Seña o El Mentidero.


Al llegar nos encontramos con un local coqueto, muy limpio y de decoración cuidada, con poca gente, dado por un lado que era miércoles y por otro la hora, casi las tres y media de la tarde.

Una barra a nuestra izquierda separada en dos y mesas a la derecha, junto a otra barra en la pared, nos dan la bienvenida.


Las paredes en ladrillo visto, con una decoración clásica, que sin ser excesiva daba calidez, sobre todo por las luces que bañaban el local.



Fuera unas mesas y toneles, en forma de terraza daban acomodo a unos clientes que se disponían a pedir algunos platos mientras nosotros hacíamos fotos.


Y cuando decía bien atendidos es que nos sorprendió para bien, la amabilidad y atención de Jesús, el chico que nos atendió en nuestra estancia, un ejemplo de buen hacer y profesionalidad que no es habitual en otros sitios.

Nos hemos sentado al fondo, en una barra situada en la pared y hemos pedido dos cervezas, las cuales servidas en copa vienen acompañadas de unas aceitunas mientras nos sirven la tapa... una tapa que por otro lado llega casi a la par.


Esta primera ronda tuvo como protagonista una "salailla" rellena de salmorejo y jamón, servida caliente, algo que ya nos aconsejó al servirla, pues así resultaba más sabrosa.


No es que fuese muy grande, pero tenía el tamaño justo para hacernos perder el hambre que nos visita a esas horas.


Destacar también dos aspectos que me gustaron como son la ausencia de una pantalla o televisión y el hecho de que el nivel musical era francamente bueno y aunque no llegaba al que podemos encontrar en el Entre Telas, hacía que la estancia fuese muy agradable.

Volvimos a pedir dos cervezas, tras dar buena cuenta de las primeras, dos cervezas Alhambra Especial, que siempre es sinónimo de calidad y se nota en el sabor, pues además estaban muy bien tiradas.

En ese momento vimos pasar varias tapas, así que ya teníamos curiosidad por saber que nos pondrían.


Y salimos rápido de dudas. La tapa, aunque nos dijeron pollo en salsa de almendras, eran dos albondigas de pollo, muy ricas eso sí, acompañadas con unas patatas fritas que, todo hay que decirlo, no hacían honor al sitio. Albondigas buenas, patatas no tanto...



La segunda cerveza ya entró más despacio, por lo que esta vez dimos lugar a que algunos clientes se fueran antes que nosotros y de esta manera poder hacer fotos sin molestar.

Llegados a ese punto optamos por pedir la cuenta, para un total de 8 euros (2 euros cada copa de cerveza).

Nos gustó el sitio, la atención, el ambiente, la sensación de limpieza y sobre todo lo a gusto que se estaba, por lo que es seguro que repetiremos.
No olvidéis que si queréis estar a la última con opiniones de todos los amigos, recomendaciones, fotos, etc, podéis visitar el grupo en Facebook, así como seguidos en TwitterGoogle + y Pinterest o descargar la aplicación oficial para vuestro teléfono Android.

Y como conclusión, y a modo de despedida os dejamos con fotos de tapas que teníamos guardadas de una visita que hicimos en los inicios del blog, hechas en una fría noche de invierno, y así tener una perspectiva más amplia.









viernes, abril 10, 2015

La Carretera de la Sierra, las terrazas y el Asador Casa Víctor



Otra semana más estamos de nuevo con todos vosotros y tras el paso como un torbellino de la Semana Santa en la que os dejamos no con una ni con dos, sino con tres crónicas, volvemos otra vez al pié del cañón en una nueva entrega del blog tratando de dar a conocer sitios que puedan resultar interesantes. 

En esta ocasión salimos del centro y tras probar el Bar León, el Entre Telas o El Rincón del Cofrade hemos buscado una terraza donde a mediodía estemos a resguardo del sol y de las buenas temperaturas que nos han acompañado hasta hace bien poco.



Siguiendo nuestros pasos hemos acudido a una zona como es la Carretera de la Sierra, con buenos y desconocidos para muchos, lugares en los que tapear. En nuestra búsqueda topamos con una terraza, la del Asador Casa Víctor, muy cerca del Asador Peñón de San Francisco (con el que guarda relación), El Barecico, El Rincón de Noel o El Duende del Genil  y allí que nos quedamos a probar las tapas al recaudo de una buena sombra.



Ver mapa más grande


Una terraza con actividad intensa en la que casi todas las mesas se encontraban ocupadas, pese a lo cual encontramos sitio sin problema.

Nada más sentarnos un camarero nos atendió de forma muy agradable preguntando por la bebida que deseábamos a la par que nos dejaba una carta en la mesa.




Como el mismo nombre indica se trata de un asador, por lo que junto al ya clásico tapeo podemos disfrutar de platos combinados y raciones (incluye un menú por 9 euros) donde la carne a la brasa tiene un papel destacado. Un local de sabor tradicional, algo añejo dirían algunos, pero que ofrece una buena experiencia.


Para acompañar nuestra primera ronda, dos lomos con mayonesa... con una carne a la brasa de gran sabor y que servía estupendamente para acompañar dos jarras heladas. Sí, como habéis leído y es que ¿qué puede sentar mejor en verano a mediodía que una cerveza bien fría?






En esta ocasión se trataba de Mahou, por aquello de que muchos de vosotros ya nos preguntáis por cuales son las marcas de cervezas con las que trabajan los distintos establecimientos hosteleros.


No tardamos en exceso en dar buena cuenta de la primera ronda, tanto que sin darme cuenta y a la vez que pedíamos una nueva ronda, me dejaba cerveza en mi jarra. El camarero, con gracia y en tono agradable me hizo la observación asegurando que no sería rentable a mi bolsillo pedir así.


Volvimos a pedir otras dos cervezas, y en esta ocasión las cervezas, de nuevo en jarra helada, eran de mayor tamaño... en apariencia parecían tubos.




Las tapas para esta segunda ronda dos hamburguesas, que aunque de gran sabor nos supieron a poco, ya que se trataba de dos mini hamburguesas y no hamburguesas de tamaño normal, no ya tan siquiera las que nos sirvieron en el Faquilla.






Este hecho, hizo que optásemos por una tercera ronda, en la que decidimos pedir como tapa jamón asado y como bebida cerveza pero cañas.




En ese punto nos sirvieron el plato que véis y las comparaciones con el jamón asado del Ávila o Ávila II era inevitables. En este caso estaba bueno, pero quizás estaba más cocido que asado si bien tenía más salsa. 


A mi me gusta más el del Ávila o Ávila II, aunque este también esta bueno y ya logró que termináramos de matar el hambre que teníamos, cerrando así una agradable experiencia, algo que teníamos que confirmar con el precio.

A tenor de lo visto ¿Cual creéis que fue importe final? Por las cuatro cervezas en terraza, de buen tamaño un total de 11 euros que desglosados salen a 1,90 euros por cada jarra y a 1,70 euros la caña. Un precio más que razonable y que nos hizo considerar el volver a esta terraza ahora que llegan las noches de primavera y verano.




Esperamos vuestros comentarios si alguno se anima a probar esta propuesta. 


No olvidéis que si queréis estar a la última con opiniones de todos los amigos, recomendaciones, fotos, etc, podéis visitar el grupo en Facebook, así como seguidos en TwitterGoogle + y Pinterest o descargar la aplicación oficial para vuestro teléfono Android.




También nos podéis escuchar todos los viernes sobre las 18:30 horas en La Voz de Granada donde analizamos y comentamos los sitios para tapear más interesantes de la ciudad.

martes, marzo 31, 2015

Tapas en todo un clásico de Granada, el Bar León


Sabor a Semana Santa y olor a incienso... eso es lo que estos días pueden percibir todos aquellos visitantes de un mítico bar de Granada como es el bar León (otra alternativa es El Rincón del Cofrade).


Un local con solera que con Joaquín al mando lleva sirviendo tapas, comidas y atendiendo en general a generaciones de granadinos.


Y ya que estamos en Semana Santa que menos que realizar una crónica de lo que allí podemos encontrar.



Se trata de un local situado en la Calle Pan, justo a espaldas de la Calderería, muy cerca de Plaza Nueva... a los pies del barrio del Albaycin. Otras alternativas que podemos encontrar cerca son La Gran Taberna Casa  JulioTaberna SalinasLa Buena vida (qué lástima lo de este bar), BabelLos ManuelesLa RivieraLa Trastienda o La Morena.



Nada más entrar vamos a fijarnos en la decoración, con carteles de Semana Santa y taurinos decorando paredes y techos...  dentro de un ambiente añejo pero acogedor.




 Una amplia barra para tapear a nuestra izquierda nos da la bienvenida y al fondo un comedor en el que disfrutar de raciones de distinto tipo, como son pescado, arroces, casqueria, eso siempre si no queremos probarlas en la misma barra.




En nuestro caso decir que encontramos milagrosamente sitio, pues el lugar estaba a tope de gente, si bien el servicio fue rápido y eficaz. 
Los camareros que nos atienden son eficientes y se nota que conocen muy bien el negocio que tienen entre manos, demostrando como digo eficacia y profesionalidad.

En una primera ronda junto con las bebidas, dos cañas, nos pusieron de tapa (las tapas no son a elegir), paella, el plato estrella del bar (con permiso de las migas).



Yo no soy muy arrocero, pero he de decir que estaba bastante buena y abrió el apetito, aunque no presentaba un tamaño excesivo.



Debido a que no era muy grande la tapa y al calor que nos acompaña estos días no tardamos en pedir y esta vez como acompañantes de esta segunda ronda nos sirvieron un plato de patatas a lo pobre. 


Deliciosas, pero si hubieran puesto algo más de cantidad habrían sido perfectas.



Llama la atención, incluso más que el tapeo, el trato cercano, casi de amigos, como reza en las servilletas, del personal con gran parte de la clientela.


Y es que si junto con el trato, por algo destaca el León es por las comidas. Puede ser que las tapas no sean lo que algunos pueden esperar, pero todos aquellos con los que hablo aconsejan acudir al León para comer... por algo será.

Llega la hora de irnos y por lo tanto de pagar. El precio de las 4 consumiciones ha sido de 7,20 euros por lo que es fácil deducir que cada una sale 1,80 euros, que viendo los precios a los que esta todo hoy día no esta nada mal.

No olvidéis que si queréis estar a la última con opiniones de todos los amigos, recomendaciones, fotos, etc, podéis visitar el grupo en Facebook, así como seguidos en TwitterGoogle + y Pinterest o descargar la aplicación oficial para vuestro teléfono Android.


También nos podéis escuchar todos los viernes sobre las 18:30 horas en La Voz de Granada donde analizamos y comentamos los sitios para tapear más interesantes de la ciudad.

 
Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.